Logo
Sociedad Baso Etxea
 
Juan de Garai, 4 Donostia

La receta del tío Fernando

tio_fernando

Juan Carlos Sáenz de Urturi.

Los miembros de la junta directiva de Baso-Etxea no sólo se encargan de preparar los eventos culturales y gastronómicos, sino que también suelen cocinar varias veces para el resto de los compañeros. Los directivos suelen cambiar cada dos años, pero existen tres cocineros fijos. Se trata de José Antonio Lasa, José Antonio Yudego y Juan Carlos Sáenz de Urturi. Éste último, concretamente, con el paso de los años se ha ganado el título de cocinillas gracias a sus langostinos Baso-Etxea. "Un día tenía que preparar una cena y un chico de la sociedad me facilitó la receta de los langostinos de su tío Fernando, que gustan tanto a los socios", informa.

El cocinero asegura que se trata de un plato muy simple ya que sólo utiliza 24 langostinos, un vaso de vino blanco, ocho dientes de ajo, perejil, sal y aceite.

Otro de sus platos más cotizados son las kokotxas de bacalao en salsa verde con salsa de piquillo y langostinos, que aprendió a preparar investigando en casa.

Sáenz de Urturi no es de los que invierte tiempo elaborando postres, porque es de los que suele ir a la tienda a comprar pasteles. Sin embargo, comenta, "siempre se pueden hacer unas peritas al vino, que son muy fáciles de hacer y están riquísimas".

La labor de los postres se le suele encargar al presidente, Manuel Simón, "que es un experto en repostería". Uno de los socios más jóvenes, Unai Gazpi, por su parte, aporta la queimada que suele preparar cuando se reúne con su cuadrilla.